A vueltas con las cuotas

Esta semana se ha publicado la nueva política de contratación que va a seguir la Universidad de Eindhoven (Holanda) durante el próximo año; y que consiste en que durante ese período de tiempo todo el personal contratado van a ser única y exclusivamente mujeres.

Ante semejante noticia no han tardado en alzarse voces clamando contra la injusticia que esto supone hacia los varones, y hemos tenido que oír por enésima vez que, literalmente, nos quejamos de vicio.

Vayamos por partes.

Analicemos lo que literalmente dice la universidad. Al abrigo de la convocatoria de becas Irène Curie Fellowship, la contratación de personal permanente que se haga de aquí a los 6 próximos meses será únicamente femenina. Sin embargo, esta política se mantendrá para el resto del personal durante el próximo año y medio. En las palabras de la propia universidad, han intentado llevar a cabo medidas para equilibrar la presencia de hombre y mujeres, pero no han dado resultado; y es por ello que ponen esta medida en marcha. sin embargo, también recalcan que después de ese período, el porcentaje será regulado en función de los resultados.

Esta medida es sin duda radical, pero ¿son tan injustas las cuotas como opinan sus detractores?

El origen de las cuotas surgió como una solución para equiparar el número de hombres y de mujeres en distintos ámbitos profesionales. Se comprobó que la mera incorporación de la mujer al ámbito laboral no bastaba para que accedieran a los puestos de responsabilidad. A día de hoy, en el que la presencia femenina en cualquier profesión es una realidad más que evidente, son ellas las que siguen cargando con el trabajo precario y parcial. Un reciente estudio mostraba cómo, incluso en la universidad, las mujeres siguen cargando con el «trabajo doméstico» encargándose de las tareas más ingratas, que en muchos casos les impiden avanzar en la carrera científica al mismo nivel que ellos.

Muchas veces se argumenta el hecho de que no haya más mujeres en puestos de responsabilidad debido a la maternidad, los cuidados y las tareas domésticas. Y aunque es un nicho que no podemos olvidar, lo que intentar paliar las cuotas es algo muy diferente. Es el sesgo de género implícito a la hora de contratar o promocionar a mujeres.

Hay multitud de estudios y experimentos que muestran que ante igualdad de condiciones, el elegido es hombre. Esto afecta tanto a la contratación, donde las mujeres tienen un 30 % menos de oportunidades; como a las patentes de investigación aprobadas (las patentes registradas por mujeres son rechazadas un 31 % más que aquellas presentadas por hombres).

Lamentablemente, este sesgo afecta tanto a hombres como a mujeres. Es famoso el experimento que se realizó presentando el mismo currículum, pero con dos nombres diferentes: Jennifer y John. El CV femenino recibía una puntuación significativamente más baja que la su compañero, sin importar que el evaluador fuera hombre o mujer.

Otro caso es el de Ben Barres: un neurobiólogo que al haber vivido la transición mujer-hombre, pudo experimentar de primera mano la diferencia de trato que se da a las mujeres científicas respecto a sus colegas hombres. Una vez, al dar una charla, otro científico señaló «que Ben Barres había dado una gran conferencia, y que su trabajo era mucho mejor que el de su hermana».

Porque ya es hora de desengañarse. Las cuotas no hablan de inyectar a la fuerza a mujeres brillantes. Ni tampoco hablan de echar a hombres brillantes para poner en su lugar a mujeres mediocres, como suelen intentar hacernos creer.

Las cuotas hablan de que una mujer competente, media o mediocre pueda llegar tan lejos como un hombre competente, medio o mediocre.

Y esa es una realidad que aún no hemos conquistado.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s