Abril | Entrevista a Elena Pinilla Cienfuegos @epcienfuegos

Este mes tenemos el placer de entrevistar a Elena Pinilla Cienfuegos @epcienfuegos, investigadora en Nanociencia y Nanotecnología, y divulgadora, que incluso se atreve con una TED talk!! No te la pierdas.

TEDxUPValencia: https://www.youtube.com/watch?v=_vgfjBAF_yo&t=10s

Elena8

Elena Pinilla es investigadora senior en el Centro de Tecnología Nanofotónica de Valencia (NTC) de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), en el que desarrolla su investigación con técnicas de microscopía avanzada para el desarrollo de dispositivos nanofotónicos integrados con nuevos nanomateriales. Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad Complutense de Madrid y doctora en Nanociencia y Nanotecnología por la Universitat de València, ha publicado diferentes artículos científicos en revistas de alto impacto en Ciencia de Materiales, Química o Física. Es subdirectora de la “Revista Española de Física”, divulgadora científica y colaboradora activa en la iniciativa 11 de Febrero (“Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia”) para fomentar la visibilización de la Mujer en la Ciencia.

¿Podrías contarnos brevemente cuál es tu área de investigación?

Mi investigación actualmente se basa en la incorporación de nuevos nanomateriales en dispositivos nanofotónicos de silicio para mejorar sus prestaciones o darles funcionalidades nuevas. Tratamos de mejorar y complementar desarrollos de la Nanofotónica Integrada que es el área de la fotónica que intenta sustituir los electrones que circulan por los microchips de nuestros ordenadores o teléfonos móviles, por fotones y así pasar de tener circuitos electrónicos a circuitos fotónicos, mucho más eficientes y rápidos. El Silicio, que es la base de toda la electrónica, es también capaz de guiar la luz pero tiene algunas limitaciones y éstas las podemos suplir dopándolo o combinándolo con otros materiales.

 ¿Cuál es tu proyecto preferido y por qué motivo?

 Uno de los proyectos en los que estoy involucrada ahora mismo es en el desarrollo de un interruptor óptico de silicio en el que somos capaces (o eso pretendemos) de controlar el paso de la luz gracias a que podemos integrar nanomateriales con una propiedad llamada “transición de espín”. Éste nuevo material molecular es capaz de cambiar sus propiedades ópticas a través de estímulos externos como la variación de temperatura o presión. Además, se puede preparar en forma de nanopartículas o capas muy finas (unos pocos nanómetros) de manera que su integración en los circuitos es compatible con la tecnología estándar CMOS.

Estoy especialmente ilusionada con este proyecto porque es una colaboración con mi antiguo grupo de investigación, donde han desarrollado estos materiales para otras aplicaciones, y es una forma de dar continuidad a lo que investigué allí, con los nuevos dispositivos que diseñamos en el NTC. Es además un proyecto multidisciplinar pues combinamos un nanomaterial químico, con un circuito fotónico especialmente interesante para desarrollos de ingeniería de las telecomunicaciones, controlando las propiedades físicas del sistema. Mis compañeras y compañeros del equipo de investigación son excepcionales y espero que el trabajo de sus frutos próximamente.

 ¿Qué te motivó a estudiar una carrera científica?

 Desde pequeña siempre tuve la curiosidad de saber cómo estaban hechas las cosas, así que abría todo para mirar por dentro (alguna cosa rompí de paso, jaja!…). Enseguida me di cuenta que no solo me gustaba ver sino entender cómo funcionaban, tuve claro pronto que alguna carrera científica estudiaría. Con el tiempo la física fue lo que más me llamó la atención porque me parecía además un reto. Ahora me doy cuenta de que precisamente, ese era (y es) uno de los estereotipos de la física.

 ¿Cuáles han sido tus modelos a seguir en Ciencia? ¿Mentores/Mentoras?

Mis modelos siempre han sido gente cercana. He admirado a grandes científicos sí, y con el tiempo a grandes científicas también (antes solo conocíamos a Marie Curie), pero en realidad mis padres y profesores/ras primero, y luego las personas con las que me he formado en mi carrera científica, han influido mucho más en qué tipo de científica me gustaría ser.

Por otro lado he tenido la suerte de tener mentores que no solo me han formado, sino que me han ayudado y han creído en mí. Creo que la figura de mentor/a se debería fomentar más en nuestro país.

 ¿Cómo ha sido tu experiencia haciendo una TED talk?¿ Ha sido complicado hacer llegar al público general los entresijos de la Nanofotónica?

 Estoy muy contenta de haberlo vivido y he aprendido mucho. Las charlas TED (o TEDx en mi caso) son unos eventos conocidos en el mundo entero por su calidad y repercusión mediática, y para mantener esa calidad son exigentes. Aun teniendo experiencia en divulgación, el formato TED es diferente y ha supuesto mucho trabajo, tanto para la preparación del contenido de la charla como la manera de explicarla, pero he de decir que ha sido una experiencia maravillosa y la recomiendo a todo el mundo. Ahora que la charla está colgada en Youtube veremos si le gusta y le llega a la gente J (cruzo los dedos!)

 Estás bastante implicada en iniciativas por la igualdad de género en Ciencia (GEMF, AMIT y la iniciativa 11deFebrero), ¿Cómo crees que podemos fomentar el interés por las carreras STEM en chicas jóvenes?

 Todo lo que puedo, sí. Creo que es muy importante la labor que estamos haciendo de mostrar referentes femeninos de mujeres en ciencia que ha habido a lo largo de la historia y que no aparecen en los libros de texto, por ejemplo. Pero también mostrar a los niños y niñas referentes reales y actuales, que no necesariamente tenemos que ser genios y ganar premios Nobel, sino que ser científico/a es una profesión que puede ejercer cualquier persona a la que le guste la ciencia.

Una de las actividades más importante de la iniciativa 11 de febrero es justamente implicar/animar a los centros educativos a organizar actividades en torno a la presencia de la mujer en la ciencia y a concertar charlas con mujeres científicas. Creo que la mejor manera de animar a una niña a estudiar una carrera STEM es que vea que hay mujeres cercanas que hacemos ciencia o investigación y que ella puede hacerlo también en el futuro si quiere.

 Durante la carrera científica, una de las fases más críticas en la etapa postdoctoral, en la que las diferencias entre hombre y mujeres se hacen más insalvables y la famosa gráfica tijera se hace más pronunciada. Se habla siempre de problemas asociados a la maternidad, pero hay muchos otros asociados a sesgos de género y precariedad laboral ¿cuáles serían, en tu opinión, las medidas más eficaces para solucionar este claro desequilibrio?

Sabemos que hay muchos más problemas que la maternidad sí, por ejemplo, los sesgos (conscientes o inconscientes) a la hora de evaluar candidaturas (para proyectos o cargos) de investigadoras o la (baja) percepción que tenemos de nosotras mismas a la hora de aceptar puestos de responsabilidad.

Existe un análisis exhaustivo de la desigualdad de género en investigación en nuestro país en el último informe de “Científicas en Cifras 2017”, que pone de manifiesto todos estos problemas  (https://icono.fecyt.es/sites/default/files/filepublicaciones/cientificas_en_cifras_2017.pdf). En general, creo que las iniciativas que se proponen en este informe para intentar cerrar la brecha de género podrían ser eficaces, pero también me parece muy importante la sensibilización de todo el personal investigador de que este problema existe y que es necesaria una lucha de todos y todas para conseguir paliarlo. No vale solamente con que tengamos un plan de igualdad en nuestro centro o universidad, necesitamos que de verdad todos nuestros compañeros/as, responsables y evaluadores, crean que es un problema y haya voluntad de resolverlo.