Enero 2021: Entrevista a Inmaculada Pascual

Inmaculada Pascual Villalobos es licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Granada en 1985 y doctora en Física por la Universidad de Valencia en 1990. Desde el año 2000 es Catedrática de Óptica en el Departamento de Óptica, Farmacología y Anatomía de la Universidad de Alicante. Su labor investigadora viene desarrollándose desde hace más de 30 años dentro del campo de la Holografía en particular en el estudio de distintos tipos de materiales holográficos para memorias holográficas, elementos ópticos y almacenamiento de información. Ha publicado cerca de 250 artículos (170 en revistas indexadas) y ha presentado más de 300 comunicaciones y ponencias en congresos nacionales e internacionales. Ha dirigido ocho tesis doctorales y ha sido investigadora principal de 8 proyectos de investigación financiados por el Plan Nacional de I+D+i. Además, ha participado en unos 20 proyectos competitivos y otros 20 contratos con empresas todos ellos relacionados con sus líneas de investigación. Pertenece al “Grupo de Holografía y Procesado Óptico” (GHPO) de la UA, y al Instituto Universitario de Física Aplicada a las Ciencias y las Tecnologías. Ha formado parte de varias comisiones de evaluación del profesorado y de proyectos de investigación en la ANECA, la CNEAI, la ANEP, la AVAP y la Unión Europea. Pertenece a diversas sociedades científicas nacionales e internacionales como la Sociedad Española de Óptica (en la actualidad es la presidenta del Comité de Técnicas de la Imagen), la European Optical Society y la Real Sociedad Española de Física (de la que es vicepresidenta de su Sección Local de Alicante). En 2013 fue elegida Senior Member de la Optical Society of America (OSA) y la International Society for Optics and Photonics (SPIE) y, desde 2017, es Fellow Member de la International Society for Optics and Photonics (SPIE).

¿Nos podrías contar en qué consiste tu investigación? 

Mi investigación se desarrolla en el campo de la Holografía donde tradicionalmente se han caracterizado distintos tipos de materiales holográficos orientados a diferentes aplicaciones como han sido los elementos ópticos holográficos y difractivos, el almacenamiento de datos, memorias holográficas, el procesado óptico de información y actualmente los sensores y los concentradores de luz. 

Una de las aplicaciones en las que estamos trabajando ahora es el biosensado donde se plantea detectar de forma rápida y eficiente sustancias de carácter biológico mediante dispositivos holográficos. Otra línea de trabajo que compaginamos con la anterior es la optimización de lentes holográficas para aplicaciones energéticas dentro de lo que se conoce como Fotónica Verde. Siempre que sea posible intentamos dirigir nuestra investigación hacia objetivos que incrementen el bienestar y mejoren nuestra sociedad. 

De todos los proyectos de investigación en los que te has embarcado, ¿Cuál ha sido tu favorito y por qué?

Cada vez que inicio un proyecto de investigación el horizonte aparece desdibujado y conforme se avanza en la investigación ese horizonte va tomando forma y se empieza a ver cada vez más nítido. De todos los proyectos de investigación en los que he participado me resulta difícil destacar uno como favorito ya que en mi caso todos los avances conseguidos en cada proyecto suman y permiten el avance individual de mi carrera como investigadora y el avance colectivo de mi grupo de investigación. Comencé desarrollando un sistema óptico para fabricar elementos ópticos holográficos mediante copia, continué con el desarrollo de una memoria holográfica y actualmente aplicamos nuestro conocimiento al desarrollo de sensores y concentradores solares. Todos los proyectos me han permitido avanzar y más que seleccionar uno diría que el hecho de continuar aprendiendo y no permanecer en lo ya conocido es realmente lo que me motiva a seguir investigando, por tanto, el proyecto actual y los venideros son y serán mis favoritos.

¿Cómo te empezaste a interesar en la óptica? ¿Tuviste algún referente?

En tercer curso de carrera leí una publicación sobre holografía en una revista de divulgación y ese artículo hizo que me interesara por la óptica en general y por la holografía en particular. La divulgación científica es siempre una gran fuente de motivación. Si a ello unimos que por aquel entonces la asignatura Óptica se cursaba en tercero de la licenciatura en Física y que además tuve la suerte de ser alumna de la profesora María Josefa Yzuel que impartió la asignatura de Óptica aquel curso en la Universidad de Granada, mi interés por la Óptica se multiplicó. Volví a coincidir con la profesora Yzuel durante mi etapa de doctorado y a partir de ahí en muchas otras ocasiones. Puedo decir con absoluta certeza que ella fue un referente para mí en el mundo de la Óptica y mi mentora durante muchos años. 

En 2017 fuiste nombrada Fellow Member de SPIE. ¡Enhorabuena! ¿Nos puedes contar un poco sobre esto? ¿En qué consiste? ¿Cómo te llegó ese reconocimiento?

La SPIE ( Sociedad Internacional para la Óptica y la Fotónica) es una organización internacional sin ánimo de lucro con sede en Bellingham, Estados Unidos, posicionada como una de las principales sociedades científicas para la difusión y divulgación de los avances en Óptica y Fotónica.

El nombramiento como “Fellow” es una distinción para aquellos miembros de la sociedad que han realizado contribuciones científicas y tecnológicas significativas en los campos de la óptica, la fotónica y las ciencias de la imagen. En mi caso particular fui mencionada “en reconocimiento a su experiencia y logros profesionales en el campo de la óptica y la fotónica, y en particular por sus contribuciones en materiales holográficos, almacenamiento óptico de la información, óptica difractiva y óptica visual”. 

Este reconocimiento supone una forma de poner en valor mi carrera como investigadora y mis contribuciones a la comunidad óptica internacional. Para ser reconocido como tal debes recibir el apoyo de otros fellows y ser reconocida por tu servicio a la comunidad óptica en general y a SPIE en particular, en mi caso formando parte de comités científicos, participando en congresos y colaborando en las actividades que lleva a cabo la sociedad.

¿Has visto diferencias a la hora de obtener reconocimientos de este tipo en función de tu género? En SPIE también formaste parte de un comité que otorgaba becas para estudiantes desde la secundaria hasta la etapa post-doctoral. ¿Viste que hubiera algún sesgo a la hora de solicitar estas becas? Si es así, ¿Por qué crees que ocurre?

Ciertamente no he observado diferencias a la hora de obtener este tipo de reconocimientos en función del género, aunque es cierto que el número de mujeres que recibe este reconocimiento siempre es menor que el de hombres. Inicialmente porque el número de mujeres en los ámbitos científicos ha sido menor pero quizás porque somos mucho más exigentes con nosotras mismas y en lo referente a los reconocimientos en algunos casos no se llegan a solicitar. Las sociedades científicas, en general y el SPIE en particular, están abiertas a la pluralidad de ideas, a la internacionalización y son conscientes de la importancia que tiene el reconocimiento del trabajo y del éxito profesional de las mujeres. Sin embargo, tengo que decir que, sí he observado algún tipo de sesgo de forma más sutil en el mundo científico, no necesariamente en cuanto al reconocimiento, pero sí en cuanto a la credibilidad de una propuesta. Los hombres siempre tienen más credibilidad que las mujeres cuando se trata de proponer algo para alcanzar ciertos logros, las mujeres todavía tienen que trabajar y luchar arduamente por justificar sus propuestas y hacer que sean suficientemente valoradas, todavía son pocas las mujeres cuyas propuestas son llevadas a cabo. Esto puede ser porque aún estamos en minoría a la hora de evaluar dichas propuestas.  Por ese motivo hay que seguir dando visibilidad a las mujeres, apoyándolas y valorándolas hasta conseguir que tengan la misma credibilidad que los hombres en el campo científico y para ello hay que estar dispuestas a formar parte de los comités de evaluación, tribunales y otros acontecimientos y actividades que requieran nuestra presencia para poner en valor nuestras propuestas.

Mi experiencia formando parte del Scholarship Commitee del SPIE ha sido muy satisfactoria ya que aparte de los méritos de cada uno de los estudiantes había que valorar una redacción en la cual cada solicitante explicaba entre otras cosas su motivación por la óptica y es muy enriquecedor leer que un profesor/a, un padre/madre, una necesidad social, una película o un sueño que puede hacerse realidad, son el motivo de una elección tan importante como es la carrera científica en el caso de los jóvenes. 

¿Crees que es importante motivar a las niñas para hacer carreras STEM? ¿Se te ocurre alguna iniciativa para esto?

Como he comentado las publicaciones divulgativas suelen motivar, la actitud de los padres respecto a los gustos de sus hijas por las matemáticas, la física o la tecnología permiten elevar la autoestima de las niñas cuando hacen una elección tradicionalmente no de mujeres, pero realmente creo que una actividad que puede ser clave para que haya más niñas/jóvenes que deseen estudiar carreras STEM es presentar la actividad científica como divertida e interesante. Si tenemos en cuenta que los jóvenes de hoy en día ven series como parte importante de su tiempo de ocio, propondría presentar una serie sobre jóvenes científicas con la cual se puedan identificar. Otra opción podría ser un laboratorio científico como actividad extraescolar, durante varios años he participado como Jurado en una feria científica (Certamen de Ciencias de la Vega Baja del Segura, Alicante) y he podido apreciar como han disfrutado las y los jóvenes tratando de explicar y de mostrar sus experimentos a los demás.

Echando la vista atrás, en relación con tu carrera formativa, ¿cambiarías o harías algo diferente si pudieras volver al pasado? ¿Qué consejo le darías a una joven que busca iniciarse en la rama de la investigación?

La verdad es que estoy satisfecha con mi carrera formativa que se ha desarrollado de acuerdo a las circunstancias de cada etapa pero si tuviera que dar un consejo a una joven investigadora hay dos cosas que creo que son importantes, una es ser consciente de que la investigación es un largo camino en el que a veces los avances se producen despacio por lo que no hay que desanimarse y donde siempre hay que estar aprendiendo sea cual sea nuestro nivel de experiencia, y otra cosa es que aproveche y aplique esa facilidad para lo tecnológico que posee su generación tanto para facilitar el trabajo científico como para comunicar lo aprendido. Hoy más que nunca somos conscientes de la importancia que la sociedad digital tiene para continuar transmitiendo y expandiendo nuestros logros científicos.

Anuncio publicitario