Enero 2022: Entrevista a Rosario Martínez Herrero

Rosario Martínez Herrero es Licenciada en Ciencias Físicas, Licenciada en Ciencias Matemáticas y Doctora en Ciencias Físicas por la Universidad Complutense de Madrid. Desde 1999 es catedrática en el departamento de Óptica de dicha universidad.

Su actividad investigadora se ha centrado, en líneas generales, en la caracterización espacial y vectorial de haces luminosos, tanto de escalares como vectoriales, analizando propiedades de coherencia, polarización, irradiancia, etc. Su investigación se ha concretado en más de 175 publicaciones en revistas internacionales indexadas. Esta actividad investigadora incluye la dirección, como investigadora principal, de proyectos de investigación competitivos, habiendo obtenido financiación de manera continuada. Cabe resaltar que su grupo fue uno de los pioneros en España, dentro del área de Óptica, en participar en un Proyecto Europeo. Ha pertenecido a diversos Comités editoriales de la OSA (Optics Letters y JOSA A). Desde el punto de vista docente ha publicado diversos manuales, así como libros de divulgación.

En 1990 fue Premio Internacional de la International Commission for Optics, 1990-ICO Prize, siendo la primera vez que se otorgaba este premio a una persona de nacionalidad española y la primera vez que se concedía a una mujer. Desde 2016 es Fellow de la Optical Society of America.

En el ámbito de la gestión científica, fue elegida en 2003 para formar parte del Consejo Rector del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial «Esteban Terradas» (INTA), en calidad de científica de prestigio, donde ha permanecido hasta diciembre de 2015, fecha en la que el INTA pasó a ser un Organismo Público de Investigación. Ha participado en las comisiones evaluadoras de diversos organismos y programas, como la ANECA, Plan Nacional de Física, los programas de evaluación Ramón y Cajal, Juan de la Cierva, Programa I3 (UCM) y Comisiones ICREA, AGSU, etc.

Rosario, sabemos que has centrado tu formación en el campo de la óptica y la naturaleza de la luz ¿Qué fue lo que de primeras te suscitó interés en este mundo? Cuéntanos en qué consiste tu área de investigación y qué aplicaciones prácticas crees que tienen más relevancia en el día a día. 

La física me interesó desde muy joven, el interés por la óptica surgió durante la carrera, el estudio de la luz me pareció fascinante. Mi trabajo se puede enmarcar de una manera global en lo que actualmente se denomina luz estructurada, es decir, diseñar y analizar las características de la luz de acuerdo con su utilización concreta. Por tanto las aplicaciones son muy amplias y abarcan desde la microscopía a la interacción luz- materia, pasando por la información cuántica.

De todos los proyectos de investigación en los que te has embarcado, ¿cuál ha sido tu favorito y por qué?

Quizás destacaría la participación en el Proyecto Europeo, pero realmente en cada momento todos me ilusionan y me parecen los mejores.

Sabemos de la importancia que tienen las mentoras en nuestra etapa formativa. ¿Tuviste alguna que haya influido de alguna manera a lo largo de ese trayecto? 

Mi referente ha sido la profesora Mª Josefa Yzuel. También fue muy importante el hecho de que había bastantes profesoras mujeres cuando me incorporé al departamento de Óptica. Esto fue un contraste enorme con mi experiencia en otro departamento de la facultad de matemáticas con el que colaboré donde no había ninguna mujer.

¿Cómo ves la situación de la investigación en Óptica en España? Con la pandemia del coronavirus, ¿crees que a partir de ahora la inversión en ciencia va a ganar importancia?

Lo deseo fervientemente, pero soy pesimista al respecto.  No está todavía arraigada la idea de que la investigación no da sus frutos de manera inmediata, y en mi opinión, el ambiente social es querer resultados llamativos e inmediatos. 

Actualmente compaginas tu actividad investigadora con la docencia en el ámbito universitario. ¿Crees que el interés por las carreras científicas es igual entre chicos y chicas? ¿Cómo crees que podemos fomentar dicho interés en chicas jóvenes desde edades tempranas?

Creo que depende de las carreras, en físicas parece que  se nota una cierto aumento de alumnas. Pienso que es fundamental que desde las edades más tempranas se haga visible la presencia de la mujer en la ciencia. En este sentido, desde asociaciones tales como AMIT y el Área de Mujer, Óptica y Fotónica de SEDOPTICA se está desarrollando una labor excelente.

Durante la carrera científica, una de las fases más críticas en la etapa postdoctoral, en la que las diferencias entre hombre y mujeres se hacen más palpables y la famosa gráfica tijera es cada vez más pronunciada. ¿Crees que se debería empezar a abordar el problema desde el marco del constructivismo social (prácticas culturales y/o sociales), o más concretamente desde las propias organizaciones? 

El problema creo que hay que abordarlo desde todos los puntos de vista, una adecuada pedagogía social es necesaria y también que las instituciones tomen las medidas oportunas.

Tu área de investigación tiene un bajo porcentaje de mujeres dirigiendo grupos de investigación, ¿a qué crees que se debe esta situación? ¿Crees que es necesario implementar políticas que intenten revertir esta situación en ciencia?

Las causas son muy variadas, pero con el nuevo relevo generacional que se está produciendo, creo que vamos a ver a numerosas mujeres dirigiendo grupos de investigación. Como no tengo un diagnóstico preciso de las causas, no me veo capaz de  sugerir políticas concretas.

Echando la vista atrás y en relación a tu carrera formativa, ¿cambiarías o harías algo de manera diferente si pudieras volver al pasado? ¿Qué consejo le darías a una joven que busca iniciarse en la rama de la investigación? 

La primera parte de la pregunta es muy difícil de contestar, sí probablemente cambiaría algunas cosas. En cuanto a los consejos, simplemente le diría que se apoyara en sus colegas femeninas y tuviera paciencia, resistencia y resiliencia ya que el mundo de la investigación es muy competitivo.

Anuncio publicitario