Mayo 2022: Entrevista a Silvia Soria

La Dra. Silvia Soria Huguet es Científica Titular en el Instituto de Física Aplicada Nello Carrara (Florencia), perteneciente al Consiglio Nazionale delle Ricerche (Italia). Allí codirige un grupo de investigación Miplab (Microdevices for Photonics Labs) dedicado al estudio de la óptica no lineal en microcavidades, optomecánica y sensores ópticos. Además, es miembro del Comité de Igualdad de Oportunidades de la  Sociedad Italiana de Física.

Cuéntanos en qué consiste tu investigación. ¿Hay algún proyecto que te ilusione en particular?

En estos momentos estoy investigando fenómenos no lineales y fotoacústicos en resonadores a modos de galería. El año pasado me concedieron un proyecto en el que combinamos ambos fenómenos para realizar conmutadores ópticos activos, un proyecto en el que se combinan cavidades, polímeros, nanopartículas. Este proyecto me ilusiona en particular porque en el combino diferentes campos de la física, en los que he trabajado en el pasado, que es interdisciplinar y sobre todo la física es de carácter fundamental para poder desarrollar las aplicaciones en una segunda fase.

¿Cómo te acercaste a la óptica? ¿En qué campos has trabajado?

La óptica se acercó a mí, más que yo a ella. Yo me licencié en física fundamental con asignaturas en medios continuos, termodinámica fuera del equilibrio y también óptica. En la facultad en Barcelona, la óptica que hacíamos estaba centrada en tratamiento de imágenes y un poco de óptica cuántica. Me gustaba más la parte de hidrodinámica, la parte no lineal con formación de estructuras y fenómenos localizados. Cuando empecé el doctorado con Jesús Salan tuve la oportunidad de realizar un periodo de 3 meses en el Instituto Nacional de Optica, en Florencia (Italia) en el grupo de Tito Arecchi, en el que me inicié en el campo de la óptica no lineal en cristales líquidos, que iban muy de moda en ese momento. Después gracias a Stefania Residori, mi referente en el INO, Ricardo Meucci me ofreció una beca por casi 15 meses. Mi tesis de doctorado se centró en la morfogénesis en hidrodinámica y óptica no lineal.

¿Ves diferencias entre los diferentes sitios y países donde has trabajado en cuanto a ser hombre o mujer? ¿Has sido testigo de episodios de discriminación? 

Pues sí, he visto muchas diferencias. La más banal es que cuando me presentan a alguien me de dos besos y cuando presentan a algún compañero le den la mano. Que yo sea mujer no te da derecho a tocarme. 

Curiosamente he notado más la discriminación por ser mujer en países no mediterráneos que en España o Italia, quizás he tenido la suerte de trabajar en grupos en los que mis jefes directos no distinguían mucho entre los dos sexos, sino para abrirme la puerta o dejarme pasar antes. Cuando volví a Italia estaba embarazada de gemelas y confieso que tenía pavor a decírselo a mi nuevo referente. Digamos que cogí el toro por los cuernos, y se lo solté durante una conversación telefónica, casi sin respirar. Su respuesta fue directa, sin pausas, y simplemente me dijo que organizaríamos el laboratorio en función de mis posibilidades. 

¿Cómo es ser líder de grupo en un mundo principalmente masculino? 

A veces es muy cansado, hay que estar siempre al pie del cañón, demostrando que lo que tienes es por tus capacidades intelectuales y no por otras cosas. Ninguno de mis estudiantes, colaboradores o compañeros ha dudado de mi autoridad en el campo, así que no puedo quejarme en ese sentido, a veces son más los compañeros de otros institutos, de mi mismo nivel que intentan cancelarme o que te sueltan que tu marido es un santo por dejarte viajar tanto. O que te ayuda tanto, como si la familia y los quehaceres domésticos no fueran cosa de dos. 

En otros países me tocó decir que en el sur de Europa gesticulamos mucho, pero nos tocamos poco. Este comentario me salió caro. Una compañera se encontró sin despacho a la vuelta de la baja maternal, otras han visto como los compañeros avanzaban la carrera y ellas no. La discriminación y el acoso existen, yo he sufrido un pequeño episodio, pero no por ello voy a negar que otras compañeras han pasado verdaderos calvarios.   

En tu rol como evaluadora de proyectos, tanto a nivel nacional como europeo, ¿recibes instrucciones sobre perspectiva de género a la hora de evaluar? ¿Cuál es tu opinión sobre las medidas positivas para evitar los sesgos de género en las convocatorias de proyectos?

La verdad es que no, aunque recuerdo que un año la ANEP dio puntos por el hecho de ser mujer, pero como siempre, hubo algún evaluador que en sede privada admitió que se los había quitado a todos los proyectos liderados por mujeres. En algunos proyectos europeos se valora en positivo la presencia de mujeres en los grupos, pero últimamente si en el proyecto el sexo no es relevante, no se considera. En el sentido que, si la investigación no versa en temas de género o de sexo, pues no cuenta. Hace unos años que también evalúo proyectos de infraestructura para Canadá y nos hacen hacer un curso para evitar los sesgos en las evaluaciones, abarca también la pobreza y la raza. Me parece muy interesante.

Las medidas positivas son necesarias, obviamente tendremos que luchar con los machistas de turno que quitarán automáticamente puntos para evitar que los proyectos de mujer vengan privilegiados o que dirán que se autoidentifican como mujer para tener mejores oportunidades. Y esto no es una paranoia feminista, lo hemos oído en más de una reunión. Hasta que la sociedad no aprenda que los cerebros son todos iguales, necesitaremos una discriminación positiva.

Tienes experiencia en ser comité científico de congresos relevantes de OPTICA. ¿Has observado que hayan disminuido los all-men-panel con el tiempo? ¿Se discuten estos temas a la hora de elegir un panel de expertos entre los miembros del comité? Si se hace, ¿cuál suele ser la respuesta o reacción de los miembros del comité? Por último, ¿alguna vez has encontrado un caso de un ponente hombre al que se le haya invitado y, antes de aceptar, se haya preocupado por que la participación de mujeres fuera relevante en ese panel?

Optica tiene como objetivo mínimo la participación del 30% de mujeres ya sea como panel ya sea como participantes. Es un tema que se discute en las reuniones, la inclusividad a todos los niveles, es decir, que hay que repartir la presencia ya sea geográficamente ya sea a nivel de hombre/mujer. En estos años que llevo en Optica, no he oído a nadie quejarse ni activa ni pasivamente. Respondiendo a tu última pregunta, no nadie me ha jamás preguntado acerca de la participación de mujeres, pero sí he visto que personalidades políticas han renunciado a participar en foros y conferencias en que todos los ponentes son hombres.

Perteneces al comité de Igualdad de Oportunidades de la Sociedad Italiana de Física. ¿Puedes contarnos qué acciones estáis intentando llevar a cabo?

La primera acción que llevamos a cabo fue instaurar un espacio dedicado a los niños y las niñas, una especie de guardería y/o ludoteca para l@s participantes que necesitaran ir al congreso anual con sus hij@s. Ahora en vez de este espacio gratuito, daremos una ayuda económica a forfait diaria porque no se utilizaba mucho. 

Durante la pandemia, dedicamos cada una de las secciones a una física, italiana o no, con una foto y una biografía resumida en italiano y en inglés. Y este año que ya será en presencia, la foto y una pequeña biografía se proyectaran al inicio de cada sesión. 

Otras acciones han sido dedicar mesas redondas para discutir temáticas relacionadas a la igualdad de oportunidades, con la presencia de la ministra de igualdad, entrevistar a científicas y científicos para ver el grado de discriminación que hubiera podido generar el confinamiento.  Tratamos de reclamar la atención a todos los socios y socias, así como participantes al congreso anual, sobre temáticas relacionadas con la igualdad de oportunidades, visibilizar a las mujeres. En la revista mensual, tenemos unas páginas dedicadas al CPO en las que publicamos entrevistas o pequeños artículos, yo escribí uno sobre los estereotipos en el cine y como las diferencias entre el estereotipo para hombres y para mujeres.

En este momento estamos escribiendo una especie de diccionario de físicas que hayan trabajado en las Universidades o Entes de investigación italianos desde finales del 1800 hasta el 1950.  

Los miembros somos de ambos sexos y a veces nuestros colegas hombres son más aguerridos de lo que una esperaría cosa que es muy agradable de ver. 

¿Qué consejos daría a una joven investigadora empezando su carrera?

Esta pregunta es la que más me cuesta responder sin que me quede de slogan de película hollywoodiana. Supongo que le diría que no cejara en su intento, que el camino es accidentado y el viento puede ser contrario pero su pasión debe prevaler. Que se puede ser científica y tener familia, si se desea. Y que después del doctorado, el camino es de bajada, no más fácil pero tampoco imposible.

Anuncio publicitario