Noviembre 2022: Entrevista a Marian Quintela

Marian Quintela se graduó como Ingeniera Técnica de Telecomunicación en 1995 y como Ingeniera de Telecomunicación en 1998 en la Universidad de Cantabria, España. Obtuvo el doctorado, también en la Universidad de Cantabria, en 2005 y la temática de su tesis se centraba en estructuras activas basadas en fibra dopada con erbio para su aplicación en Comunicaciones ópticas y sensores. Su trabajo fue galardonado con el Premio de Investigación del Consejo Social (Universidad de Cantabria) reconocimiento «Mejor Tesis en Ingeniería» (2007). Desde 2011 ocupa el puesto de Profesora Titular de Universidad en el Grupo de Ingeniería Fotónica (GIF) de la Universidad de Cantabria. 

Imparte docencia centrada en dispositivos electrónicos y fotónicos, comunicaciones ópticas y optoelectrónica. Ha dirigido más de 20 proyectos finales de grado y ha dirigido dos tesis doctorales. Desde diciembre de 2010 hasta la actualidad es coordinadora académica de estudios de Ingeniero de Telecomunicación. También es miembro de la Comisión de Calidad del Grado y de los Másteres (en Telecomunicaciones) de la Universidad de Cantabria.

Su actividad investigadora se ha desarrollado en torno a láser de fibra óptica y sistemas de sensores distribuidos de fibra óptica basados en la dispersión Raman. Sus contribuciones científicas incluyen 26 artículos en revistas JCR y 88 trabajos presentados en conferencias internacionales y nacionales revisados por pares. 

Marian ha colaborado en 17 proyectos de investigación competitivos financiados por la Unión Europea, el Plan Nacional de I+D+i de España, y el Gobierno de Cantabria, y en 13 contratos de investigación con empresas en los campos de la aeronáutica y aeroespacial (TTI Norte, Rolls Royce, Volvo Aero, Snecma…), generación de energía (Iberdrola, ENSA…) o automotriz (Gestamp Corp.) entre otros.

Marian, ¿qué fue lo que te llevó a escoger ingeniería en telecomunicación entre todas las titulaciones en ingeniería que ofrecía la UC? ¿Crees que te hubiera gustado más estudiar alguna otra cosa? ¿Qué tal fue tu experiencia en la UC cursando esta titulación, tuviste muchas profesoras o eran mayoritariamente hombres quienes te dieron clase?

Pues la verdad yo estudié Ingenieria de Telecomunicacion porque cuando estaba en el instituto las asignaturas que más me gustaban eran matemáticas y física, pero yo quería experimentar, toda esa teoría que te explicaban en clase, demostrarlo de manera práctica, me imaginaba cacharreando en un laboratorio. Además recuerdo que en aquellos años, pensaba en los satélites y me parecía fascinante el hecho de mandar y recibir señales al espacio para comunicarnos, y me motivaba el poder llegar a trabajar en ello. 

Pues la verdad, no recuerdo haber querido estudiar otra cosa, porque yo siempre a lo largo de mi vida, cuando he tomado una decisión, he sido muy cabezota y he intentado sacar el máximo provecho de mi elección, sin pensar en las otras posibles opciones.

No te voy a engañar, mi periodo como estudiante en la Universidad fue duro, muchas horas de estudio, porque además una carrera técnica tiene muchas horas de prácticas de laboratorio a parte de las clases, por lo que la planificación del tiempo es fundamental. Pero si sabes gestionarte bien, al final da tiempo para todo. 

Cuando yo estudiaba en la Universidad, no había muchas profesoras, si no recuerdo mal el número total de profesoras era en torno a seis, muy bajo. Pero si que me gustaría destacar que en cambio el número de alumnas era elevado, casi éramos el 50% del alumnado, y estamos hablando de la década de los 90.

Al hilo de la pregunta anterior, ¿has notado un aumento del número de profesoras entre la plantilla docente de estas titulaciones en ingeniería? ¿Y entre el alumnado, crees que se está alcanzando una mayor paridad en las aulas? ¿A qué crees que es debido?

Con el paso de los años, no ha habido un incremento considerable de profesoras en ingeniería. En el caso que mejor conozco, Ingeniería de Telecomunicación, prácticamente el porcentaje de profesoras se ha mantenido. Y además por otro lado en las ingenierías, y en general en las carreras de ciencias, se ha producido un descenso general del número de alumnas. Solo en torno al 25%, o incluso menos en algunas áreas, de los alumnos que estudian carreras técnicas son chicas. No me atrevería a decir una razón exacta de este descenso. Pero esta situación no lo podemos permitir, ya que debemos tener claro que estos sectores, debido al avance tecnológico que estamos experimentando, tienen y tendrán mucho poder en nuestra sociedad. Ahí está el futuro y ahí tienen que estar las mujeres, y por ello debemos actuar.

Para ello desde etapas bien tempranas en los colegios, las familias, los profesores las debemos dar la mano y enseñarlas a elegir y decidir por si mismas, enseñarlas a que no existen límites para sus sueños, enseñarlas a confiar en ellas, enseñarlas a no ser dependientes, enseñarlas a no rendirse, enseñarlas a cuestionar las cosas y apoyarlas con sus gustos y preferencias, aunque no sea lo que tradicionalmente se espera de una mujer.

Dentro de tu actividad investigadora, has liderado numerosos proyectos en áreas muy diferentes como pueden ser la óptica o la aeronáutica ¿Cuáles han sido los mayores obstáculos que te has encontrado en este parte de tu trabajo? ¿Tuvo que ver alguno de ellos con el hecho de ser una mujer quien liderase estos trabajos?

Para mí trabajar en la investigación es un reto constante y desafiante, donde te encuentras con problemas a resolver que pueden llegar a tener un impacto importante. Pero muchas veces los esfuerzos no siempre se ven recompensados con resultados positivos, eso no implica que hay que abandonar ni desanimarte, sino seguir trabajando y apoyarte en tus compañeros porque al final los resultados y los reconocimientos llegan, y eso es muy satisfactorio y te abre un camino muy enriquecedor. Como una vez escuché a alguien decir y tenía toda la razón, la recompensa del trabajo bien hecho es la oportunidad de hacer otros trabajos bien hechos. 

Como mujer investigadora, yo personalmente he tenido la suerte de no haberme encontrado con mayores obstáculos. Aunque si que es verdad que en mi área de tecnología electrónica cuando estás con proyectos de investigaciones en los que trabajas directamente con la empresa para intentar conseguir una transferencia de la investigación, a veces tienes que trabajar en entornos industriales donde tradicionalmente apenas encuentras mujeres, y te puedes encontrar con algunas situaciones implícitas e inconscientes, donde gente de ese entorno considera que necesitas ayuda adicional, y que son consecuencias de muchos sesgos alimentados durante años. Sin embargo, no debemos dejar de pasarlo porque al final son muchas acumulaciones.

Además de tu actividad docente e investigadora, eres una divulgadora muy activa, participas en actividades dirigidas a los estudiantes más jóvenes en diferentes colegios de Cantabria.  ¿Qué es lo que te resulta más atractivo de la divulgación? ¿Te planteas añadir distintos formatos de divulgación como blogs o videos? ¿Cómo crees tú que podríamos llegar a más gente en estas actividades?

Yo soy una absoluta convencida de la divulgación, creo que es fundamental que la Universidad y los investigadores nos acerquemos a la sociedad, que conozcan en qué trabajamos y para qué. Tenemos que tender un puente entre la Universidad y otros centros educativos, para evitar. que la gente vea la Universidad como una entidad aislada de la sociedad y de sus problemas. Tenemos que dar visibilidad a nuestro trabajo investigador y que la gente sea consciente que podemos aportar mucho para la mejora en muchos aspectos de la vida. Además, egoístamente para mi es super enriquecedor y motivador poder realizar estas actividades de divulgación, me divierto mucho.

Además, como ya he mencionado antes tenemos que despertar las vocaciones científicas y tecnológicas entre las alumnas. Para ello debemos dar una mayor visibilización del trabajo de las científicas, que sirva de ejemplo a las niñas. Sobre todo en edades tempranas, antes de que se vean marcadas por estereotipos. Las científicas somos personas normales, no superdotadas. No podemos permitir que las niñas infravaloren sus capacidades en materia tecnológica. Ojala!! todas las mujeres que quieran estudiar una carrera técnica lo hagan.

Yo con mi grupo de investigación intentamos participar activamente en todas las actividades de divulgación que nos propone mi universidad: Noche de los Investigadores, Semana de la Ciencia, Día Internacional de la Mujer y de la Niña en la Ciencia (11 febrero), la Universidad en tu Barrio. Además, la gente de mi grupo cada vez que nos lo solicitan vamos a centros educativos (primaria y secundaria) a realizar talleres y charlas sobre la Fotónica.

Últimamente se está dado mucha importancia a la perspectiva de género en la investigación en todas las áreas. Desde tu punto de vista como investigadora, ¿consideras que es necesario incorporar esta perspectiva de género en ámbitos tan “objetivos” como la ingeniería? ¿y en la docencia? ¿Cómo crees tú que deberíamos trasladar esta perspectiva tanto al aula como al laboratorio?

Al igual que se está haciendo un esfuerzo en incorporar la perspectiva de género en diferentes áreas de investigación, también es igual de útil y necesario adoptar la perspectiva de genero en el ámbito de la ingeniería, porque como en todas las áreas hay sesgo de género.

Cuando se va ascendiendo en los cargos y las responsabilidades, desciende el número de mujeres y aumenta el número de hombres, y a menudo estos hombres no son conscientes ni identifican este sesgo, o simplemente no les dan la importancia que tienen porque ellos no lo sufren en primera persona. Pero en cambio para quien lo sufren es muy obvio y desagradable. Por eso creo que es muy importante que en las posiciones de responsabilidad haya mas pluralidad, por los que creo que uno de los pasos que se debería dar es fomentar el liderazgo de las mujeres jóvenes, de las mujeres científicas jóvenes, formándolas en estrategias de liderazgo y fomentando su autoconfianza.

Volviendo al tema de la perspectiva de género en la investigación y la docencia ¿Consideras que la formación que se está ofreciendo al profesorado sobre estos temas es suficiente? ¿Echas algo en falta en este aspecto?

En la Universidad de Cantabria, donde trabajo, me consta que imparte cursos dentro del Plan de Formación del Profesorado Universitario sobre la perspectiva de género en la docencia y la investigación y en la actualidad está aprobado un Plan de Igualdad de Hombres y Mujeres.

Sin embargo, creo que es fundamental que esta formación la reciban también los alumnos, que son los que en unos años saldrán al mundo laboral.

Pero claro estos planes y formaciones no tienen ningún sentido si no se realizan acciones para que haya una implicación real de toda la comunidad universitaria, y que no quede reducida a solo las actuaciones de un grupo de gente.

En tu experiencia como docente e investigadora en la universidad, ¿has detectado sesgos de género en el entorno laboral? ¿y entre el alumnado?

A veces he detectado pequeños sesgos, que son inconscientes e involuntarios, y muchas veces no les das importancia, pero todos debemos adquirir conciencia de ellos para ir erradicándolos poco a poco.

Entre el alumnado lo mismo, voy a dar un ejemplo en una asignatura, tienen que hacer un trabajo colaborativo sobre el diseño y montaje de una estrategia para una plataforma robótica y luego tiene que hacer una memoria y presentación. Pues curso tras curso en la distribución de las tareas a las mujeres siempre les toca la tarea de realizar y editar la memoria. Esto lo veo claramente como un sesgo y también se lo haga ver a ellos, que adquieran conciencia.

El grupo de investigación al que perteneces es mayoritariamente masculino ¿alguna vez te ha llevado este hecho a sufrir lo que llamamos “síndrome de la impostora”? ¿crees que las mujeres nos estamos concienciando ahora más sobre estos temas y estamos más alerta?

Sí, sin duda, en algún momento de mi vida no he tenido esa confianza necesaria en mi misma, me han surgido en mi cabeza preguntas como: «¿Seré capaz? ¿Lo haré bien?». Yo creo que la mayoría de las mujeres en algún momento de su vida les ha pasado, no olvidemos que esto viene de una herencia histórica y social, donde durante siglos hemos sido criadas bajo la dominación masculina. Por eso es muy importante que trabajemos con las jóvenes en la autoconfianza y liderazgo.

Por último, una pregunta muy general pero siempre importante, ¿cómo crees tú que podemos hacer una investigación más accesible y sobre todo más inclusiva? ¿Cómo podríamos transmitir estos valores de igualdad real en las aulas y los laboratorios?

Pues yo creo que el primer paso es que nos formemos en la perspectiva de género, para que nos permita reflexionar sobre que vías tenemos que seguir para la incorporación de la perspectiva de género en la docencia y en la investigación de una manera eficaz.

Anuncio publicitario