Octubre 2022: Entrevista a Dulce Simón, Elena Moreno y Anna Isabel Garrigues, beneficiarias de las «Optica Women Scholars»

Este año 2020, OPTICA lanzó su primera edición del programa OPTICA WOMEN SCHOLARS, en el que se eligieron veinte mujeres, estudiantes de grado, máster o investigadoras predoctorales, para apoyarlas en sus carreras en el campo de la óptica y la fotónica. La iniciativa fue acogida con entusiasmo y se evaluaron más de 160 solicitudes provenientes de 36 países diferentes. Las ganadoras recibirían 10 000$ para invertir en su carrera, y les sería asignada una mentora que les ayudaría como guía en estos primeros años.

De las 20 seleccionadas, tres han resultado ser de España: Maria Dulce Simón (DS)  y Elena Moreno (EM) de la Universidad de Murcia, y Anna Isabel Garrigues (AG) de la Universitat de València. Esto es un indicativo del alto nivel que tienen nuestras jóvenes en el panorama  internacional. Desde SEDOPTICA-MOF hemos querido saber más de ellas, de sus intereses y aspiraciones, y las hemos entrevistado. ¡Esperamos que os interese tanto como a nosotras!

Antes que nada, ¡felicidades a todas! Realmente es un gran logro haber conseguido esta ayuda tan competitiva. ¿Cómo os sentís por ello? ¿Qué esperáis de esta oportunidad que tenéis ante vosotras?

DS – Para nada me esperaba ser una de las becadas así que me siento muy agradecida, el hecho de que te reconozcan te da un extra de motivación y te hace ver tu trabajo con cierta perspectiva. Espero aprovechar al máximo esta oportunidad y poder ser un buen ejemplo de ello.

EM – Me siento bastante afortunada, era algo que no me esperaba recibir y mucho menos mientras estaba estudiando.

AG – Estoy muy contenta. La verdad que no me lo creía cuando leí la carta. Es una oportunidad y como tal, intentaré aprovecharla al máximo. Me siento muy afortunada. Aún me queda un año de grado pero tengo claro que me gustaría especializarme en Fotónica y hacer un máster para, si todo va bien, hacer un doctorado en esta rama de la Física. Me interesa mucho la investigación.

Dulce María y Elena, ambas sois de la Universidad de Murcia, ¿os conocíais antes de conseguir la ayuda? Si es así, ¿colaborasteis en el reto de conseguir la beca de OPTICA? 

DS – Elena y yo nos conocimos en el LOUM (Laboratorio de Óptica de la Universidad de Murcia), ella empezó como alumna interna y yo con el trabajo de fin de grado. Estuvimos trabajando juntas en el laboratorio y nuestra tutora, Alba Paniagua, nos recomendó encarecidamente preparar la solicitud y nos ayudó en el proceso.

EM – La verdad que hasta principios de este año solo la conocía de vista, de verla por el campus o por la facultad. Cuando empecé como Alumna Interna en óptica ya fue cuando nos presentaron y empezamos a hablar ya que íbamos a trabajar conjuntamente en el laboratorio.

Dulce Simón es estudiante de último curso de Física en la Universidad de Murcia. Natural de Valencia, Dulce es alegre y familiar. Su libro favorito es 1984 y practica la danza desde que era pequeña. Dulce afronta asuntos importantes con determinación y no le importaría viajar sola a la otra punta del mundo, pero le resulta complicado elegir un topping para su gofre. Por otro lado, su primera experiencia profesional realizando prácticas en el laboratorio de óptica de la Universidad de Ámsterdam le ha valido para afianzar su interés por la óptica. Su trabajo de fin de grado ha consistido en un estudio de las propiedades ópticas de los cristalinos humanos con el fin de corregir las cataratas de forma no invasiva. Los resultados del trabajo han sido presentados en la XXXVIII Reunión Bienal de la R.S.E.F. y también opta al premio al mejor TFG por el Campus Mare Nostrum.

Anna, por tu parte, eres de la Universidad de Valencia, ¿conocías a otras mujeres que también estuvieran pidiendo la ayuda en esa Universidad?

AG – La verdad que no. Me alegró mucho que fuéramos tantas estudiantes de universidades españolas.

¿Qué os animó a pedir la ayuda, aparte de lo evidente, la importante remuneración económica? 

DS – Para mí el reconocimiento, el mérito de ser merecedora de la beca significa mucho y por supuesto las puertas que se pueden abrir a partir de ahora por ello. 

EM – Si te soy sincera, no me veía capaz de ganarla al ser una beca a nivel mundial, aunque mi tutora me motivó para que lo intentara. Los dos primeros años de carrera lo único que hice fue estudiar, no destaqué mucho. Todo ha sido a raíz de que durante este tercer año me presentara para Alumna Interna y poco más, no tenía más logros por los que destacar hasta ese momento. Hice todo el papeleo también para aprender a hacer bien mi currículum académico y aprender todo el protocolo porque era consciente de que lo iba a necesitar, pero no me esperaba conseguirla ni por asomo.

AG – Me pareció una buena oportunidad. El campo me gustaba y había disfrutado mucho las asignaturas relacionadas con él. Además, nunca había aplicado para nada así que era también una nueva experiencia con muchas cosas que aprender.

Tengo que agradecer a Martina, la advisor del chapter de estudiantes de mi facultad toda la ayuda y los ánimos. Me motivó a presentar la solicitud y estuvo ahí durante todo el proceso. Realmente me planteé dejarla sin enviar y ella insistió en que no había nada que perder. Ninguna de las dos nos imaginábamos que fuera a resultar así.

Anna Garrigues-Navarro es estudiante de 4º de Física en la UV. Es de Alaquàs, en l’horta sud de València. Actualmente, es la vicepresidenta del chapter PHOTONETS UV. Espera poder enfocar el final del grado en la fotónica. En particular, en el estudio de las fibras ópticas. Su serie favorita es Fleabag y le encanta leer ensayos y novelas decimonónicas; aunque no tiene problema en admitir a las comedias románticas y los realities como placeres culpables. Es especialmente activa en la lucha feminista y LGTB+. Oboísta y crochetera en los ratos libres.

¿Participabais antes de esto en alguna actividad de OPTICA?

DS – Cuando empecé el TFG mi tutora me dio a conocer OPTICA y me comentó que podía unirme al Student Chapter de Murcia, desde entonces me involucré en las reuniones y en la organización de actividades.

EM – No conocía de antes esta asociación.

AG – ¡Sí! El chapter de mi facultad, PhotonetsUV, tiene poco más de un año de vida pero somos muy activas. De hecho, me enteré del programa vía el chapter.

¿Nos contáis un poco qué es lo que os atrae de los estudios  y la carrera en óptica y fotónica? ¿Tenéis ya alguna idea de qué es lo que vais a hacer tras vuestros estudios?

DS – En mi caso empecé a interesarme por la óptica cuando realicé prácticas en la universidad de Ámsterdam, allí estudié propiedades ópticas de nanomateriales para posibles aplicaciones en dispositivos optoelectrónicos. Por otra parte, durante la realización de mi TFG he estudiado propiedades ópticas de cristalinos humanos con el fin de desarrollar un sistema de corrección de cataratas. Tanto la óptica cuántica y no lineal como la óptica visual para aplicaciones biomédicas me han parecido muy interesantes así que por el momento no descarto ninguna línea de investigación. Cuando termine el grado quiero hacer el máster de fotónica en la UV, creo necesario profundizar mis conocimientos en óptica antes de inclinarme por un tema específico.

EM – Lo que más me atrae es el hecho de poder ayudar a la gente, mejorar su calidad de vida. Al llevar gafas desde pequeña, siempre me ha dado curiosidad toda esta rama, pero no fue hasta segundo de bachillerato que se nos habló de ella. Realmente mi profesor de la época me enganchó con sus clases. Ese cariño volvió con Óptica geométrica en segundo de carrera, pero con Óptica ondulatoria en tercero me enamoró. Mi idea ahora mismo es poder realizar un máster relacionado con la Óptica, como aún no he terminado la carrera, no tengo mucha idea de cuál, pero hay un par en Madrid que me llaman la atención.

AG – Este último curso he tenido la oportunidad de acercarme a la óptica y fotónica tanto desde las asignaturas del grado como por las actividades del chapter. Organizamos visitas a los laboratorios relacionados con el campo y descubrí lo amplio e interesantísimo que es este.

He de decir que a mí siempre me había interesado la física más aplicada; no entré a la carrera pensando en Cosmos o el CERN. Por mi formación como música, me interesaba mucho la acústica. Además, siempre me ha gustado lo experimental. En este curso y ya con las asignaturas de óptica y electromagnetismo acabé de encantarme con la idea continuar con la fotónica.

En particular, me interesa la fusión entre la óptica y la acústica y a medio plazo, espero poder dedicar mi trabajo de fin de grado a este tema.

Esta es una ayuda dirigida a mujeres para que desarrollen sus carreras en este campo. ¿Cómo es la situación en cuanto a la proporción de mujeres y hombres en vuestras clases y grupos de trabajo?

DS – Según mi experiencia, he notado que la presencia de mujeres en el grado ha ido aumentando cada año. En cambio, en los grupos de trabajo en los que he estado la presencia masculina es la que predomina. A pesar de ello, he tenido la suerte de no ser testigo de ningún episodio de discriminación en lo que al ámbito profesional se refiere.

EM – Pues se nota bastante que somos poquitas en comparación al número de compañeros, aunque si comparo con cursos por encima y debajo de mi se ve que el número de mujeres en la carrera va en aumento.

AG – En mi promoción somos alrededor de un 30% de mujeres, un poco menos tal vez. La verdad que cuando entré vine con las defensas muy arriba porque ya sabía que iba a tener pocas compañeras y no sabía cómo iba a ir lo de estudiar en un ambiente tan masculinizado. Con el tiempo, me he dado cuenta que estos ambientes no van tanto de que alguien te diga abiertamente que NO tienes que estar ahí sino más bien de sentir la necesidad de demostrar que mereces tu lugar en lo que sea que hagas. Eso sí, tenemos referentes, advisors y compañeras que allanan el camino.

Elena Moreno es una estudiante de cuarto de carrera de Física de la Universidad de Murcia. Es de un pequeño pueblo en la huerta llamado Beniel. Desde pequeña le ha encantado leer, a destacar los libros policiacos y de fantasía. Por otro lado, también le gusta pasar tiempo dibujando, sobre todo a sus amigos y compañeros de clase. Se considera una persona bastante empática con la que mucha gente puede llegar a sentirse cómoda, aunque pueda resultar algo tímida y con un humor absurdo. También hay que mencionar que está al día de los movimientos del colectivo feminista y LGTB de su pueblo (Epéntica).

El hecho de que la ayuda sea para mujeres enmarca esta iniciativa de OPTICA dentro de lo que llamamos medidas compensatorias, destinadas a combatir la brecha de género en estos campos. ¿Qué pensáis de este tipo de medidas? ¿Las veis útiles? 

DS – Pienso que hemos evolucionado mucho y poco a poco vamos aprendiendo sobre igualdad y respeto, pero a medida que lo hacemos vemos que el problema debe tratarse de forma más bien temprana. La ausencia de referentes femeninas en las aulas de física es indiscutible, creo que realmente es útil promover su presencia en el campo y esta iniciativa de OPTICA es justamente para eso.

EM – Pienso que lo que más ayudaría a esta brecha de género en este campo sería el aumento de referentes en los cursos escolares. Todos conocemos a muchos científicos o como mínimo nos suenan sus nombres, pero debido a todo nuestro pasado, la voz de las mujeres interesadas por la ciencia se apagó durante casi toda la historia. Si no tienes referentes desde pequeña, no te puedes visualizar haciendo la carrera de física por ejemplo, o vas a pensar que todo tu esfuerzo va a ser inútil. Pienso que esto ha sido una manera de podernos dar un poco de voz, un impulso, que las niñas pequeñas tenga algunas referentes, pero no tiene que ser una medida permanente. Espero que llegue el día en el cual este tipo de becas pierdan el sentido y la necesidad.

AG – Creo que el nombre de medidas compensatorias está muy bien puesto; no es sólo que seamos menos sino que de base tenemos unos obstáculos añadidos (más o menos invisibles) que si no se compensan acaban siendo fatales a todos los niveles.

Creo que sí son útiles, pero no dejan de ser un parche. Atacan una parte del problema pero que no haya paridad es solo la superficie de cuestiones más enraizadas en la ciencia como  son la precariedad. 

Cuando un chico o chica empieza sus estudios de grado, las ramas de óptica y fotónica no suelen ser las que más conozca. ¿Qué les diríais a los estudiantes de primeros años sobre estas ramas? 

DS – Les diría que la óptica abarca mucho más de lo que vemos en los primeros años de carrera, en cualquier rama de la física encuentras temas de óptica en los que investigar.

EM – La óptica está por todas partes, nosotros mismo tenemos un sistema óptico en el cuerpo. Es una rama en la cual puedes ayudar a muchísima gente y mejorar su calidad de vida considerablemente. Cabe destacar que todos los fenómenos donde se ve involucrada la óptica son simplemente fascinantes.

AG – ¡La física no es sólo partículas y astrofísica! Parece obvio, pero cuando entras y según los planes de estudio de cada universidad, a veces se puede confundir. La Óptica y la Fotónica son chulísimas y se entrelazan con muchas otras ramas. Como ejemplo, mucha gente no cae en que los telescopios no los construyen los astrofísicos ni los aceleradores se utilizan solo para estudiar partículas…

A nivel personal, entrar en Photonets y ver que me lo podía pasar muy bien, hacer divulgación y aprender física fuera del aula me ha ayudado a ver todo esto. Así que animaría a la gente a descubrir qué tipo de física le atrae y sobre todo a explorar cómo se trabaja en esa rama más allá de saber sólo la teoría.

De nuevo, felicidades a todas, y muchas gracias por participar en esta entrevista. ¡Esperamos veros triunfar en vuestros caminos en este campo!

¿Queréis conocerlas más?

Dulce Simón BadíaLinkedin: Dulce Simón Badia
Twitter e Instagram: @dulcesimonbadia
Elena MorenoLinkedin: Elena Moreno
Anna Isabel GarriguesTwitter: @garrigues_anna 

Una entrevista hecha por Martina Delgado-Pinar.

Anuncio publicitario